Galego | English | Français
Susana Seivane Susana Seivane
Ir a tienda
Compartir:

FA

2018 SUSANA SEIVANE

FA es el nuevo trabajo de Susana Seivane tras ocho años de silencio discográfico, un largo período que le sirvió de inspiración para la composición de su quinto álbum. FA (Fiz y Antón) es una profunda introspección en el campo de la maternidad, los convencionalismos, la familia y la plenitud personal.

Sin perder su esencia definitoria, Susana explora nuevos ritmos imprimiendo modernidad en la tradición y erigiéndose como una de las más virtuosas gaiteiras de todos los tiempos.

Con temáticas universales como el amor superlativo, el miedo, la inseguridad o la felicidad absoluta, Seivane construye un paisaje sonoro sin olvidar sus raíces dotándola de nuevos matices fruto de su madurez como compositora e instrumentista.

FA está compuesto por 12 temas de los cuales destaca su primer extracto "Papá Pum Pum" un canto a la alegría vital y a la supremacía de los pequeños momentos; es el ejemplo perfecto del espíritu de FA, el disco más personal hasta hoy de Susana Seivane.

Lista de canciones

Marnela

Bienvenidos y bienvenidas a mi vida, a mis emociones más profundas y a mis pasiones más íntimas. Me desnudo sentimentalmente con una historia vital musicalizada que os quiero contar en este disco tan especial para mí.

Érase una vez…
Allá por el año 2011, Xesús y yo decidimos ser papás, estábamos muy contentos e ilusionados por formar nuestra familia. La buena noticia llegó en medio de una gira internacional y también en una época en la que compartí muchas vivencias con tres mujeres libres, luchadoras y valientes en sus vidas. Dicen que quien tiene un amigo tiene un tesoro, y yo me siento afortunada de tener varias de esas fortunas. Para ellas tres hice este tema, MARta, VaNE y LoLA. Y hablando de tesoros, aquí están los que me acompañaron en este tema:

Gaita en Sol (con ronco en Do 2): David Bellas
Gaitas en Do: Cristian Silva, Lorena Freijeiro y Magoia Bodega
Arreglo: Pedro Lamas
Composición y Gaita en Do: Susana Seivane

Momentos

En el año 2013 nació nuestro primer hijo, Fiz Seivane Ferreiro, y en el 2015 vino nuestro segundo, Antón Seivane Ferreiro. Nos juntamos con dos hijos pequeños que nos llenaron la vida de amor profundo. Seguro que a muchas mamás les ha pasado lo mismo que a mí en sus embarazos. No viví demasiado esas gestaciones idílicas de las que nos hablan, y que es cierto que algunas mujeres viven y yo lo hice por momentos. En mi caso fue una revolución de hormonas bastante importante, viví rachas de incertidumbre, miedo, alegría, euforia y preocupación. Como decía yo: “tengo las hormonas de fiesta todo el día”. Con estas inquietudes mías, psicológicas y físicas, compuse en el piano este tema. Los patrones aprendidos, el sistema, la vida y nuestras propias inseguridades, nos presionan, aunque sea inconscientemente, de que vas a tener que ser una mamá perfecta para ser la mejor de todas, y eso no es cierto. No existe la mamá o el papá perfectos, serás la mejor mamá que puedas ser y serás la perfecta para el universo de tus hijos.
Y en mi universo siempre estuvo mi ángel de la guarda, Rodrigo Romaní, que con su arpa y sus palabras ha llenado de magia muchos momentos importantes para mí.

Violines: Javier Cedrón y Harry Price
Arpa y arreglo: Rodrigo Romaní
Acordeón diatónico: Brais Maceiras
Composición, arreglo, Gaitas en Do 4 y Do 5: Susana Seivane

Iná

Cuando estaba embarazada de Fiz, Brais, hijo de mi hermana Saínza, mi ahijado y un hijo más para mí, tenía cuatro añitos. Siempre hemos tenido muchísima conexión y complicidad musical y sentimental. Estos dos temas unidos se los compuse con el acordeón diatónico, recordando todos los hermosos momentos que hemos pasado juntos, todas nuestras risas y travesuras. Fue el primer nieto, el primer sobrino, fue tan sumamente especial y esperada su llegada y, sobre todo, vivir con mi hermana su embarazo día a día. Antes de saber decir madrina, Brais me llamaba “Iná”.

Flautín: Adrián Silva
Clarinete: Marcos Represas
Tuba: Miguel Rodríguez Barrio
Tambor, platos, triángulo y campanitas de Fiz: Carlos Freire
Saxo: Miguel González
Arreglo: Pedro Lamas
Composición, Gaita en Do, acordeón diatónico, bombo y campanitas de Fiz: Susana Seivane

Sabendo miradas

Y llegaron los dos días más grandes de mi vida, esos por los que estuve tanto tiempo esperando tanto en un embarazo como en el otro. Los embarazos se me hicieron muy largos, soy muy impaciente y tener que esperar nueve meses por cada uno de ellos, me supuso tiempo de más. Ésta fue la primera lección de vida que me dieron mis hijos, primero Fiz, y después Antón, y lo hicieron aún antes de nacer: que hay que saber esperar por las cosas, que vivir y disfrutar el momento (que también lo hice) es lo más importante y que todo llega siempre. Mis “horas” para conocerlos por fin, no fueron ni cortas ni indoloras como todo el mundo te desea. Desde que empecé con las pequeñas contracciones hasta que nació Fiz, pasaron treinta y seis horas. Los dos partos fueron bastante parecidos, la diferencia fue que Antón estaba muy cómodo dentro y hubo que ayudarle a salir provocándome el parto, con lo que fue un poco más corto pero mucho más doloroso. Muchas horas, sí, mucho dolor hasta que pudieron ponerme la epidural y fui capaz, entonces, de relajarme después de tantas horas de sufrimiento. Xesús no pudo estar en el justo momento del alumbramiento de Fiz porque los profesionales maravillosos del Hospital Teresa Herrera de A Coruña, que estuvieron conmigo, tuvieron que ayudarse de aparatología para favorecer el expulsivo. Sí pudo estar conmigo en el caso de Antón y fue algo que ninguno de los dos olvidaremos nunca. Tampoco olvidaremos al equipo que tuvimos y a nuestra matrona, Sonia, ser especial y maravilloso que hizo que ese momento fuera aún más mágico si cabe. Gracias infinitas. Con esta pieza quise representar todas esas fases y emociones. La obra pasa por partes diferenciales que tratan de reproducir cada momento específico: en el caso de Fiz, cuando estoy tranquila en casa, físicamente ya muy incómoda pero con una ilusión desbordante porque sé que el momento está cerca; cuando ya me llega bien de dolor porque las contracciones son bastante intensas (las llevaba bien anotaditas en una libreta con los tiempos y esa lista acabó con unos borrones ininteligibles); cuando Xesús me lleva al hospital; cuando paso muchas horas con contracciones muy fuertes y seguidas que me hacen casi enloquecer y cuando la “hora” en sí llega. Y en el caso de Antón, sin tantos dolores previos porque tuvimos que esperar a la fecha programada para provocar el parto y a partir de ahí fue todo igual pero mucho más intenso. Traté de plasmar el momento justo del parto, con mis dolores, con mis emociones, ese mágico y gran momento que me invadió completamente porque por fin había llegado el momento de conocernos, de “sabernos las miradas”. Fue lo más puro, pasional y tierno que me había pasado en la vida, no parecía ser cierto. Estaba rota de dolor, pero también rota de amor, y sabía que esa unión de almas ya sería para toda la vida. Me enamoré profundamente de mis niños en el mismo instante en que me miraron, y cuando ya los tuve en mis brazos, en mi pecho, conociéndonos, sintiéndonos y acariciándonos, noté desde lo más profundo de mi ser que ellos estarían para siempre en mi alma y en mi corazón.

Latido en gestación: Fiz Seivane Ferreiro
Lloro al nacer: Antón Seivane Ferreiro
Teclados: José Antonio Vilas
Batería: Carlos Freire
Bajo y arreglo: Iago Rodríguez
Saxo: Miguel González
Guitarras acústica y eléctrica: Rubén Deschamps
Composición, arreglo, Gaita en Do, voces y panderetas: Susana Seivane

Durmíndote

Fue la primera nana que le hice a Fiz, se la susurraba al oído para dormirlo, abrazadiños; emociones y situaciones tan especiales que llegaban a sobrecogerme…

Violín: Javier Cedrón
Acordeón diatónico: Brais Maceiras
Bajo y arreglo: Iago Rodríguez
Guitarra acústica: Rubén Deschamps
Bouzouki y arreglo: Xurxo Iglesias
Composición, arreglo y Gaita en Do: Susana Seivane

O primeiro baile

La primera pieza que bailamos juntos Fiz y yo, bueno, más bien la bailaba yo con él en brazos. Es un bolero que le compuse, ¡lo hemos bailado tantas veces! Le gustaba mucho el ritmo, se quedaba dormidito y muy relajado. Para este tema tuve la suerte de contar con SonDeSeu. Ya había colaborado con ellos en alguna ocasión y tenía muchas ganas de que ellos lo hicieran conmigo, amigos llenos de talento a los que les profeso mucha admiración. Es la primera orquesta gallega de música folk y tradicional en Galicia y una de las primeras en Europa. Sus sesenta componentes, dirigidos por Rodrigo Romaní, hacen que nunca me canse de escuchar y disfrutar de la magia que crean entre todos.

Orquesta SonDeSeu
Arreglo orquestal: Rodrigo Romaní
Composición y Gaita en Do: Susana Seivane

Al compás de los olivos

La maternidad me ha hecho reflexionar sobre muchas cosas, una de ellas, mis padres. Ahora los comprendo mejor y entiendo muchas cosas que hasta entonces no hacía, porque claro, ellos sienten por mí lo mismo que yo por mis hijos, pero cuando era adolescente no los entendía. Mis padres me cuentan que viven de otra manera su paternidad desde que son abuelos, entienden también los fallos que pudieron tener y piensan que ahora actuarían de otra manera.
Cuando estaba en “la dulce espera”, me acordaba mucho también de mi infancia y pensaba en mis raíces. Ya sabéis lo orgullosa que estoy de mi familia paterna, conocéis mucho de ellos y también tengo una familia materna maravillosa a la que no conocéis tanto. Ellos son de Sorihuela del Guadalimar, Jaén. Mis abuelos, Antonia de la Paz Olivas y Bernardo Hoyo Villajos, emigraron con sus hijos en 1968 a Barcelona.
Mi padre, Álvaro, cuando era mozo fue a acabar su carrera a la Ciudad Condal donde conoció a mi madre, Beni. Se casaron y comenzaron su vida allí, aunque en la cabeza de mi padre siempre estaba volver a Galicia. Nacimos mi hermana, Saínza, ocho años menor, y yo. A mis 10 años nos trasladamos a Cambre, A Coruña. Pero volviendo a Barcelona, mis padres trabajaban y mis abuelos maternos cuidaban de mí cuando era pequeña. Recuerdo perfectamente sus olores, olían a refugio, a tranquilidad, a hogar, a amor. Fue muy dura mi separación de ellos cuando nos vinimos a vivir a Galicia, mas fui consciente hace, relativamente, poco tiempo.
En casa de mis abuelos siempre se escuchaba mucha copla y músicas del sur. Ellos me animaban a tocar esas canciones en mi gaita, ¡la fusión era tremenda! Me apetecía mucho en este disco profundizar en esas también mis raíces con un tema que me retratara con mis sangres andaluza y gallega porque, gracias a ese linaje, hoy también soy lo que soy. Y por eso, para hacerles este homenaje a los Hoyo de la Paz, con los que me crié, primas, tíos, abuelos que tanto quiero, compuse este tema con el acordeón diatónico y, para esta ocasión, tuve la suerte de contar con la sabiduría y buen hacer de Marcos Teira, estudioso del flamenco y admirado por mí desde hace muchos años. ¡Qué placer trabajar con él y compartir charlas interesantísimas sobre la vida!

Arreglo, producción, guitarra y tres: Marcos Teira
Zapateado, palmas y jaleos: Isaías Salazar
Palmas y jaleos: Marcos Portela
Cajón, palmas y jaleos: Moisés Fernández
Composición, acordeón diatónico, Gaita en Do, panderetas y jaleos: Susana Seivane

A nana dos bicos

Nunca me canso de besar a mis niños, aprovecho para olerlos, que es una de las mejores terapias del mundo, la aromaterapia, para quien tenemos algo especial con los olores de las personas o de las cosas. Esta nana se la compuse a Fiz, ¡lo he dormido tantas veces con ella! Y cuando empezaba a hablar la cantábamos juntos ¡y seguimos! Ahora los dos se la cantamos a su hermano Antón. Les encanta y los relaja muchísimo. Xesús prefiere cantarles para dormir *O miudiño, lo hace desde que nació Fiz, es algo que nunca entendí muy bien, llamadme rara.
Antón nació cuando Fiz tenía dos años y cuatro meses. Tres meses antes lo hizo también mi ahijada Maren, mi dulce Maren. Saínza y yo vivimos nuestros segundos embarazos juntas y fue muy especial.
Siguiendo con la historia de esta nana, todos los niños de la familia y de amigos la cantan, tiene una letra muy sencillita, para oídos y entenderes de los niños. ¿Qué manera de caer en los brazos de Morfeo puede ser más relajante y hermosa que con música y besos?

* Canción muy popular gallega que habla de llevar dos copas de vino de más. En fiestas, estadios de fútbol o en cualquier evento que se precie, terminamos cantándola.

Steel Guitar: Álvaro Lamas
Guitarras acústica y eléctrica: Rubén Deschamps
Arreglo: Iago Rodríguez
Composición, arreglo, letra y voz: Susana Seivane

(letra en el texto en gallego)

Souris à la vie

Andamos siempre preocupados por muchas cosas, bien es cierto que nos ha tocado vivir una parte de la Historia difícil en muchos aspectos: guerras por todos lados que nunca acaban, gente sufriendo por el mundo solo por intereses de los poderosos, políticos corruptos, crisis, recortes en lo indispensable… Tenemos una buena recua de cosas negativas de las que estamos rodeados todos los días, pero, en realidad, lo único que podemos hacer es lo que está en nuestras manos, lo demás es imposible y nos frustrará porque no encontraremos solución, no está en nosotros. Es como si tratáramos de mover una roca de una tonelada. Es imposible, no está en nuestras manos. Lo que sí está es ayudar en lo que podamos para tener y dejar un mundo mejor, inculcarles a nuestros hijos buenos valores que les ayuden a ser buenas personas y sonreírle a la vida, valorar las cosas buenas que nos brinda, que son muchas y no nos percatamos de la mayoría porque estamos ahí, dale que dale, intentando mover la roca imposible. No es fácil, pero tampoco imposible.
Mis hijos son mi motor y gracias a ellos llego a ésta y a un sinfín de reflexiones y conclusiones. Este tema nació de este tipo de conversaciones, bastante recurrentes, con su compositor, Iago Rodríguez, y con ese fin lleno de positivismo arreglamos este tema que invita a sonreírle a la vida, a bailarla, cantarla y disfrutarla porque así todo se asume mejor. Lo hicimos en francés porque Francia es un país en el que también me siento muy querida, damos muchos conciertos allí al año, y, además, como dicen que los niños vienen de París…

Saxo tenor y barítono: Gueorgui Oganesian
Violines: Javier Cedrón y Harry Price
Batería: Batería: José “Niño” Bruno
Bajo: Vítor Gacio
Palmas y coros: Carlos Freire
Composición, arreglo, letra, palmas y coros: Iago Rodríguez
Saxo alto, soprano, palmas y coros: Miguel González
Guitarras eléctricas, palmas y coros: Rubén Deschamps
Arreglo, letra, Gaita en Do, voz, palmas y pandereta: Susana Seivane

(letra en el texto en gallego)


Sentirte, amarte

Esta nana se la compuse a Antón, cantándosela al oído, abrazándolo, sintiéndolo y amándolo profundamente, parándose el mundo para nosotros. Cuando aún solo tienes un hijo, piensas que no puede haber amor que sobrepase ése que sientes por él, solo tienes que esperar a que nazca tu segundo hijo para sentir que eso no es así, lo adoras tanto como al primero.

Composición, arreglo, Gaita en Do 5 y ronco en Do 2: Susana Seivane

Papá pum pum

Cuando Fiz ya sabía hablar un poquito, su manera de pedirme que le pusiera a su padre boxeando en internet era:
- “Mamá, pon papá pum pum!”
Iago Rodríguez, “Babo”, compuso este tema para Fiz y también para su papá, Xesús Ferreiro “Cachorro”, tricampeón de España en boxeo profesional. Con él formé esta familia y un hogar. Desde que nos conocimos, se convirtió en mi compañero de vida y siempre estuvo conmigo en las buenas y en las no tan buenas, siempre ahí, siempre a mi lado. Es algo protestón pero hay que quererlo así. Vamos aprendiendo juntos muchas cosas y con el conocí lo más bonito e importante de la vida. Estefanía Ramos, “Tani”, que es una hermana para mí y una tía más para Fiz y Antón, puso su granito de arena con la letra y ha puesto muchos en mi vida.
“Papá pum pum” habla de cómo es Fiz, un niño simpático, cariñoso, ingenioso pero también con genio y tozudo. Con un bonito y gran mundo interior, relata lo que le gusta hacer en su día a día, sin prejuicios de ningún tipo, pienso que refleja muy bien toda su esencia; un ser especial y auténtico, puro. Le gustan mucho los superhéroes. Iago, Fani y nosotros le llamamos cariñosamente “Cuchi” y nuestro superhéroe preferido es, sin duda, ¡Supercuchiman!

Coros: Fiz Seivane Ferreiro
Violín: Javier Cedrón
Saxo tenor: Gueorgui Organesian
Saxo alto: Miguel González
Composición y letra Iago Rodríguez
Guitarra acústica: Rubén Deschamps
Batería: José “Niño” Bruno
Letra: Estefanía Ramos
Guitarras eléctricas, producción musical y programaciones: Iago Lorenzo
Arreglo, letra, Gaita en Sib, voz y panderetas: Susana Seivane

(letra en el texto en gallego)

Antón revolución

Y va acabando esta bonita historia. Con la llegada de Antón nuestra casa se convirtió en una revolución, literalmente. Es un ser con una luz y una personalidad arrolladora; simpático, divertido, teatrero, ingenioso y con mucho, mucho genio. Vino a poner nuestra vida totalmente del revés con su carácter fascinante.
Cuando “Babo” llegaba de visita alucinaba por el caos que siempre había y compuso este tema para Antón que plasma muy bien el niño rebelde que es y también lo que vivíamos todos nosotros. Yo seguía loca de amor y además ahora por partida doble, pero loca de los nervios también y es que no es nada fácil ser mamá hoy en día, donde los papás tenemos muchas dificultades para conciliar vida laboral y familiar. ¡Siempre haciendo malabares para todo! Es decir, que con la llegada de Antón, nuestras vidas se convirtieron en una auténtica revolución, eso sí, la revolución más apasionante, placentera, encantadora y alegre que jamás pude imaginar junto con tres seres adorables de los que estaré eternamente enamorada y con la unión más fuerte que existe y mueve el mundo, el profundo amor. Xesús, Fiz y Antón.

Steel guitar: Álvaro Lamas
Guitarras eléctrica, acústica y banjo: Cabe García
Violín: Javier Cedrón
Bajo: Víctor Gacio
Batería: José “Niño” Bruno
Guitarra acústica y mandolina: Rubén Deschamps
Composición: Iago Rodríguez
Arreglo y Gaita en Do: Susana Seivane

© 2019 Susana Seivane.